sábado, 5 de enero de 2013

Opinión sobre la "nueva" literatura juvenil y fantastica



Buenas tardes, queridos míos, ¿cómo han comenzado el año? Espero que no se hayan dejado llevar por las típicas cosas que las personas hacen a las 12 en punto del 31 de diciembre, como atragantarse con doce uvas.
Hoy vengo a hablarles sobre, como ya deben suponer, los nuevos libros de literatura fantástica que están destinados, en su mayoría, a un publico joven.
Creo que todo tiempo pasado fue mejor, pues no podemos negar que las novelas fantásticas de antes tenían mayor calidad que las de ahora, por ejemplo, Drácula o alguno de los cuentos de Edgar Allan Poe. Hay que ser sinceros, antes las personas parecían tener un don nato para la escritura, pues su comunicación en ello se basaba y una de los mayores pasatiempos era leer, y... no vamos a negar que la imaginación de estos era asombrosa y la época era propicia para buenos relatos. No voy a decir, empero, que las obras modernas sean malas, hay muchas que son buenas y tienen ese toque victoriano que enamora, pero muchas, muchas, son malas.
Algunos dirán que la peor de todas es Crepúsculo y que con ella se comenzó aquello de la novela fantástica y, sobretodo, de vampiros. Debo decir que hay varías novelas fantásticas publicadas antes de Crepúsculo, pero, en sí, esta comenzó a hacerlas publicas y famosas; y no, no voy a hablar de la saga (aunque no me guste por muchos aspectos), solo diré que lo único que podemos agradecerle es que ha hecho a muchas adolescentes adentrarse en el mundo de la lectura. Tras Crepúsculo comenzaron a publicarse un sin fin de novelas paranormales, hombres lobo, vampiros, ángeles caídos, cazadores... en fin, todo lo que hoy vemos, los favoritos: los vampiros. Podemos decir con certeza que se han publicado miles de libros de vampiros desde el gran existo de Crepúsculo, y todos, lastimosamente  se han enfocado en lo mismo que esta saga: el romance, creando sus propios y benevolentes vampiros. No sé si soy la única que lo ha pensado, pero casi todas ellas tienen la misma trama que la exitosa saga de Meyer, una chica común que se enamora de un ser diferente a ella, problemas, problemas y problemas hasta que la chica se queda con su amado con un "felices para siempre"; lo he visto tanto que sin lugar a dudas me ha aburrido, pues la mayoría dejan de lado la acción y el terror para darle paso al que ahora es el añorado romance adolescente.
Pondré el ejemplo de algo que leí hace mucho, pensando que era diferente: I Kissed a Zombie and I Like it. Lo descargué de una página, lo leí, y... quedé decepcionada, pues es la misma historia de Crepúsculo, solo que en lugar de vampiros tenemos a un Zombie que parece normal al principio, la chica descubre que es y al final... bum, un beso. Otra muestra de esto (y por favor, no me traten de matar, es solo mi opinión) es la saga Medianoche, donde encontramos de nuevo a los vampiros; a mi, a pesar de que la chica ya conocía este mundo, me pareció muy a lo "Twilight". Y mejor no decir más nombres o terminaré metida en un lío; los únicos libros de este talante que me han llamado la atención y han terminado por gustarme (hablamos de los creados durante el boom vampirico) son Vampyr (con el que le sigue, Vajda) de la escritora colombiana Carolina Andújar, que si bien tiene romance, no basa todo el libro en el mismo, sino en el misterio y terror y (¡Gracias a... a quien creen ustedes es el "salvador"!) ha devuelto el aterrador vampiro de la vieja escuela; la segunda es la saga de Vampire Kisses, lo sé, lo sé, romance, romance, y no muy paranormal, pero me ha gustado porque sus protagonistas no son los típicos niños americanos, además de que expone un leve angulo de la cultura gótica que en otros libros no se explota.
Y como vamos de ejemplos, les contaré lo que sucedió el 24 de diciembre, cuando fui con mis padres a un almacén porque me habían prometido un libro para navidad. En mi ciudad no hay muchas librerías, solo dos (y creo que la segunda la han cerrado), y cuando estas no abren la única opción es ir a un almacén en cadena y buscar en los pequeños estantes donde la mayoría son libros de superación personal o recetas de cocina. En fin, busqué por cerca de 20 minutos hasta encontrar uno que se veía prometedor, comencé a leer la sinopsis, una chica en un internado donde pasan cosas raras y un misterio que ella debía resolver, ¿qué hizo que no quisiera comprarlo?, simple, al final decía algo como "y un par de amores entre los cuales elegir", y me dije "venga, otro libro más de esos, ¿dónde está la creatividad?". Por suerte encontré un thriller de detectives llamado EL Club de París, y no me fui con las manos vacías.
Ahora, no sé si sea la única que piensa esto, de nuevo, pero... ¿no han notado el gran bajón en la calidad literaria  Ahora a cualquier cosa se le llama obra, no importa que tan mal redactada esté. Recuerdo la primera vez que leí 50 Sombras de Grey y Los Juegos del Hambre, en ambos me quedó la sensación de que habían sido escritos por niños que a penas aprenden a redactar una carta. Con el primero, además, sentí que leía porno, no literatura erótica, o un fic de una niñita; con el segundo... solo diré que no pude seguir leyendo después de la tercera página, deteste el tiempo en que se narraba, aunque la historia, según sé, no está tan mal como otras. Y son estas cosas las que me decepcionan, porque muchos chicos prefieren leer estos libros a tomar un buen clásico, no estoy en contra de que lean esta clase de novelas, pero si en que se encierren en ellas y no dejen pasar libros mejores; y esto lo digo recordando a una chica que dijo que 50 Sombras de Grey era mejor que El Retrato de Dorian Gray.
No soy una experta, no soy la mejor escritora, no soy critica literaria, ni nada que se le parezca, esta es solo mi humilde opinión.
Ahora mi consejo para los nuevos escritores, seamos creativos, no importa que escribamos sobre las mismas criaturas, solo dejemos un toque nuevo, no repitamos lo que ya se ve por montones en las librerías. Dejemos nuestro pequeño granito, uno que se vea y no de para que alguien diga "vahh, es igual a blablabla" o "ahora es todo lo mismo". Estudiemos algo de redacción. gramática y demás, no nos hará daño. Mostremos a los lectores que el hecho de que estemos dentro del boom de la literatura fantástica y juvenil no significa que haremos lo mismo que los demás, ¡sorprendamos!, sé que hay mucha creatividad por ahí, hay que mostrarla.

Luna

1 comentario:

  1. Hola! Bueno, realmente tienes razón; la literatura juvenil esta en decadencia, y lo digo con la seguridad de que he leído estos libros y se de que se tratan, estoy en una posición estable como para hablar de ellos.
    Aprendí a escribir a los 4 años, y escribo cuentos e historias desde los 7 años. Mi familia solía felicitarme por el modo en que relataba. Pero la vergüenza que conlleva la adolescencia dejó atrás mis ganas de mostrar lo que escribo. Aun así, y para mi felicidad, una persona que aprecio mucho me dio ánimos.
    Comenzaré de nuevo, y por el puro placer de crear.
    Suerte, y muy buen blog!

    ResponderEliminar